viernes, agosto 31, 2007

Yo y la Historieta...

Desde que tengo uso de razón creaba cosas, con papelitos, maderitas, rastris, lo que sea. Mi abuela me apoyaba siempre en todo, me regalaba fibras, crayones, lápices, de todo, y yo vivía dibujando, rayaba todas las paredes cuando se me acababan los cuadernos...un día ví en la tele la serie de Batman y Robin, la de Adan West, ese día empecé a creer en los superheroes, si! ese día, ustedes se reirán, pero fue una locura, Batman me voló la cabeza. En el colegio me llevaba remal con todos, bah.. ellos se llevaban mal conmigo, me excluían y vivían jodiendo, porque yo vivía en otra, y cuando me quería adaptar no me daban bola, eran todos (creían ser) maduros, a pesar de estar en el primario, los dibujos animados (según ellos) eran para nenes, y sumado a que nací colorado, todos me jodían y me trataban de infantil. Sufría mucho de pendejo, a pesar de tener algunos amigos.

Una tarde lluviosa, volviendo de acompañar a mi viejo al laburo, cerca de alta Córdoba, lo arté para que frenára en un kiosko de revistas, que me quería comprar algo...de caprichoso nomás, ni sabía que iba a comprar, en mi vida había comprado ni una revista ni un diario, ni nada en un kiosko. Me acerque al kiosko lleno de nylons por la lluvia, que no parecía no tener mas que diarios viejos y revistas amarillas desteñidas por el sol, el viejo que atendía me dijo "que necesitas?" y yo... mirando para todos lados, le dije "toy viendo nomás", "bueno, mire tranquilo nomás" y se volvió a sentar. Se escuchó un grito prepotente desde el auto en marcha "vamo che! que no tengo todo el día", mi viejo impaciente, y yo alcance a divisar unas estrellitas que se asomaban de la punta de una revista mezcladas entre unos libritos para pintar de frutillitas, tire de esa punta y salio una historieta (en ese entonces no sabia ni que lo que era un comic) , en la tapa decía "La muerte de Batman". Una capa azulada apuñalada por un cuchillo gigante era el dibujo de la tapa, yo estaba muy sorprendido, mi viejo me volvió a gritar desde el auto, corrí, le pedi $1,50 que es lo que salía el comic, y me subí al auto. Cuando llegue a casa me quede estupefacto leyendo eso.. los dibujos de Jim Aparo, los cuadritos, los globitos, Batman golpeado, la policía, la lluvia, sirenas.... todo. Ese día cambió mi vida, desde ese día empecé a leer historietas.
Ustedes dirán, "que exagerado este tipo", o "sos un enfermo", o simplemente se preguntaran como leer historietas puede cambiar tu vida, o marcarla de una manera importante.... al otro día de que compre ese numero 9 de Batman, barrí la vereda, cosa que como pendejo malcriado y caprichoso nunca hacia, para que me dieran unos centavos, e hice mil tareas hogareñas y demás, para que al otro día recién, poder irme a comprar otro comic al kiosko que tenia y aun tengo a una cuadra de casa. Me compre uno de Superman, donde Batman era un invitado especial, los dos superheroes juntos en una aventura. Era magnifico.
Desde ese día, me importó cada vez mas poco lo que pensaban los demás, si me excluían o no, si era o no infantil, etc, desde ese día empecé a darme cuenta quienes me querían por como era y soy, y no por seguir una moda, estar con los populares o hacerme el madurito. Desde ese día empecé a dibujar historietas, superheroes, hacerme disfrases, comprarme muñecos, me transforme en uno de esos coleccionistas enfermos, que guardan los comics en folios o "bolsitas" que huelen su olor a viejo o a nuevo y les encanta, que tienen la pieza llena de posters, recortes, muñecos, estatuillas, calcomanías, figuritas, libros, dvds, revistas, cds, bsos, y mil cosas mas de sus personajes y autores favoritos.
Crecí, y en el secundario me seguían excluyendo por vivir en mi mundo, y ser "pendejo" según ellos, me importo poco y nada, y con el tiempo, los mismos que me jodían, mas tarde venían a preguntarme cosas como "quien es mas fuerte? Goku o Vegeta?" o a que hora daban tal dibujo animado a la transnoche, etc. O empezaban a respetarme mas, porque dibujaba mejor que ellos (ja! suena estúpido y de echo, lo es, pero fue así), y me pedían que dibujara parodias de profes. Para el final del secundario, termine siendo uno de los mas populares de todo el colegio (tengo que buscar otro termino, esto suena a repelicula yanki xD), me quería hasta la gente que me caía mal.
Hoy son otras épocas, las cosas han cambiado mucho, la gente y chicos en general, son de mentalidad mucho mas abierta, y por lo poco que veo, ya no se excluye tanto ni se desvaloriza lo que es una historieta tanto a nivel grafico como de contenido.
Hoy es 4 de Septiembre día nacional de la Historieta, y estoy totalmente orgulloso de eso, feliz, contento y con una sensación encima que no puedo describir con palabras.

3 comentarios:

Cherry Carol dijo...

Saki... me encantó tu autobiografía... hermosa sabes? Tengo la premonición q vas a ser un gran gran artitsa, un ilustrador de la madre vo... sisip me lo dijo un pajarito... jajaja
Porque a pesar del q dirán te las bancaste y mas áun siendo un nene cuand todo te afecta de manera diferente a como cuando sos mas grande... y no renunciaste q tu sueño, a tu ideal, eso es perseverancia loko! uno d los pilares para llegar a ser un grande en lo q uno hace, por otra parte, el interés y el talento son condimentos importantes... no te faltan en lo absoluto! Q bueno q compartas tu experiencia en un día tan especial. La muestra estuvo bárbara! me mató el señor pianista... (me colgué jajaja lo filmé y todo jajaja ya lo conocía porque había trabajado para él). No le aflojes, es lo tuyo, see d una! Creo q no todas las personas tienen la dicha d encontrar su vocación y encima tener el talento y las cualidad para desarrollarla. Realmente sos un afortunado pibe seseeee jajaja
Un abrazote inmennnnso muakatesssssssss!!!

el silencio dijo...

muy bueno tu blog!

SaKi dijo...

ja! gracias por pasarse chamacos!

la mañana de hoy toy ecuchando Roxette, y me siento un pivbe!.... un pivbe de 80 años xD